El Club Clásicos Renault Colombia, C.C.R.C, inició el domingo 7 de octubre de 2018 en el tradicional evento del Club de Aficionados a los Vehículos Antiguos, CAVA, después de un encuentro entre los señores Antonio Martínez, Gustavo Martínez y Diego Cortez, quienes serían los fundadores del Club emergente. Los tres, popietarios de vehículos clásicos Renault en excelente estado de conservación, pensaron en formar un grupo de amigos que tuvieran vehículos de la misma marca con características similares, con el fin de crear una comunidad en torno al rombo, para compartir información, programar encuentros, eventos, rodadas y continuar disfrutando de sus vehículos.

La noche del 7 de octubre, se creó un grupo en la red social WhatsApp, Renault Clásicos Bogotá, con un reglamento básico. Desde ese momento, se empezaron a unir varias personas referidas por los tres miembros iniciales, amigos apasionados, que en su mayoria heredarón el gusto por la marca de sus padres. Esto llevó a que, después de una semana, el grupo contara con más de 15 personas entusiastas de los clásicos Renault, que más adelante serían conocidos como socios.

Esto mismo, además del excelente nivel de vehículos que estaban ingresando al grupo, hizo que se fuera popularizando cada vez más, por lo que se tomó la decisión de convertirse en club y llamarse “Club Clásicos Renault Bogotá”. Dicho nombre duró muy poco, pues la idea inicial era abarcar todo el país, por lo que su nombre se cambió al que se conoce hoy: Club Clásicos Reanult Colombia.

Lo primero que se diseño fue su escudo un piñon negro con un aro interno con los colores de la bandera de Colombia seguido por el nombre del Club sobre un fondo negro, el interior tiene de fondo el tradicional amarillo Renault sobre el cual se ubican los 3 últimos rombos de la marca, los cuales portan los carros del Club según su antigüedad; estos sobre las iniciales C.C.R.C.

El crecimiento del Club fue tan rápido, que en un momento fue nesesario parar el ingreso de nuevos socios hasta no tener un reglamento claro y sobre todo fijo. Es por esta razón que se creó la Junta Directiva C.CR.C conformada por Andrés Felipe Beltrán, Juan Diego Vásquez y Diego Cortez, en su primera reunión se nombra a Diego Cortez como presidente, se redacta un nuevo y completo reglamento, se nombran unos peritós por línea con el fin de garantizar la calidad de los carros que harían parte del Club. Con las reglas claras se continúa con el ingreso de nuevos socios.

Acto seguido, para el domingo 28 de octubre se programó la primera reunión para conocer a los socios, junto con sus carros. Inicialmente, se pensó hacerla en una de las bahías que usan los diferentes clubes de carros en Bogotá para llevar a cabo sus reuniones. Unos días antes de esa primera reunion, Juan Carlos Pongutá, quien tambien es socio del Club, ofreció una bodega en la que se desarrollaba el proyecto Colombiano llamado ROUTE 76. Por decision unánime, dicho encuentro se llevó a cabo en este sitio, siendo un éxito total. Todos los socios llegaron sobre las 9 de la mañana y hubo una fraternal reunion donde, además de conocerse en persona, los asistentes pudieron deleitarse con los ejemplares en excelente estado de conservación. Un espacio pensado para los carros que terminó formando la familia C.C.R.C. Los ejemplares exhibidos fueron dignos de una exposición, y precisamente ese es el factor diferencial de este Club frente a otros de la marca; su originalidad y conservación resaltan a simple vista sin duda alguna. Las fotos y videos publicados en redes sociales tuvieron gran impacto dentro de la comunidad que se mueve en torno al rombo. Los comentarios no se hicieron esperar y entusiastas de países como Argentina, España y Turquía compartieron las publicaciones mostrando la excelente calidad de clásicos Renault que tenemos en el país.

Desde ese día, los eventos que se han llevado a cabo han sido mejores, uno tras otro.

El respeto y la hermandad son pilares fundamentales del Club, indiscutiblemente. “La alegría de los socios en todos los eventos, es un gran motivador para seguir adelante. Esperamos seguir haciendo historia en torno al rombo tan querido por los colombianos”, por el momento el club está presente en Bogotá y se espera tenerlo muy pronto en Cali, Bucaramanga y Medellín.